Por: María Teresa Ripoll/ El Universal. Foto: El Universal.

La idea de crear un archivo fotográfico que guardase la memoria gráfica de la ciudad surgió de manera inesperada en una tertulia de amigos aficionados a la historia, cuando uno de ellos llevó a la reunión una colección de doce fotografías aéreas de Cartagena, tomadas en 1928 desde los aviones de la Sociedad Colombo Alemana de Transporte Aéreo, SCADTA. Las fotografías, encontradas por azar y en perfecto estado, mostraban panorámicas impresionantes de distintos sitios de la ciudad, que habían cambiado sustancialmente con el paso del tiempo.

Unos meses más tarde, la aparición de nuevas fotografías de la Cartagena vieja avivó aún más el interés histórico de los contertulios, que para entonces se habían convertido en el Centro de Historia Cartagena de Indias. Se trataba esta vez de imágenes del fotógrafo aficionado Luis Felipe Jaspe Franco, (1846-1918), que uno de los asistentes había logrado reproducir para el deleite de todos. Sorprendía ver en estas fotografías de fines del siglo XIX, el deterioro del centro amurallado: calles sin pavimentar, casas altas en ruinas, monumentos abandonados entre la maleza, todos testimonios mudos de lo que había sido la crisis económica y demográfica que atravesó la ciudad en el siglo XIX. Pero también se observaban en esta colección imágenes que podían interpretarse como las primeras señales de su recuperación, como por ejemplo el edificio del mercado público de Getsemaní (1904-1977), el parque del Centenario en construcción, la estación del ferrocarril Cartagena-Calamar, el nuevo muelle de la Machina, a la entrada de Bocagrande, desfiles conmemorativos y otras por el estilo que eran indicios d e una reactivación económica al inicio del nuevo siglo.

Panorámicas

Las fotografías del Archivo Jaspe, sumadas a las panorámicas de SCADTA, tuvieron un efecto inmediato entre los miembros del Centro de Historia, quienes se dieron cuenta de la necesidad de rescatar la memoria gráfica de la ciudad. Fue entonces cuando la creación de un archivo fotográfico de Cartagena, dejó de ser una peregrina idea para arraigarse en un propósito que pudo ponerse en marcha en los años siguientes, y que ha sido un complemento más de la colección documental que hoy reposa en el Archivo Histórico de Cartagena de Indias.

Cada instantánea no solo ofrece información por el contenido de la imagen que motivó su realización, sino que además constituyen un momento histórico en el desarrollo de la historia de la fotografía. La importancia que ha tenido la fotografía como historia y gestión del patrimonio cultural, es igualmente relevante en otras disciplinas que desarrollan su trabajo en los límites de las humanidades, las ciencias sociales, la antropología, la arquitectura, aportando testimonios gráficos que contextualizan la investigación y enriquecen su posterior publicación.

“LOS ARCHIVOS FOTOGRÁFICOS SON UNA PIEZA CLAVE DENTRO DE LOS ESTUDIOS EN CIENCIAS HUMANAS Y SOCIALES. SUS POSIBILIDADES COMO DOCUMENTO GRÁFICO, COMO MEMORIA GRÁFICA, PUEDEN SER ÚTILES EN MUCHAS ÁREAS DEL CONOCIMIENTO.”

En este sentido, el Archivo General de la Nación (AGN) ha sido un aliado importante para los procesos que se han adelantado en la Fototeca Histórica. Funcionarios del AGN realizaron un diagnóstico en el 2013 que permitió orientar las labores de adecuación del espacio que albergaría el fondo documental en la Biblioteca 24 horas Daniel Lemaitre Tono de la Universidad Tecnológica de Bolívar, en el Campus Casa Lemaitre del barrio Manga. También se logró la inclusión en la Red de Archivos Fotográficos del país y anualmente se participa en el encuentro de los mismos. Este 2018, la UTB será la anfitriona del evento.

El equipo de trabajo está constituido por los miembros de la Fundación Fototeca Histórica de Cartagena y un amplio equipo interdisciplinario de académicos y personal de la biblioteca, quienes realizan los trabajos de conservación, organización, enriquecimiento y digitalización de este archivo fotográfico para el disfrute de todos los interesados.

Los procedimientos

Para el tratamiento técnico del material se cuenta con las herramientas tecnológicas de software y hardware que han permitido la digitalización y puesta en marcha de un catálogo electrónico para consulta en línea por parte de todos los interesados en este fondo documental, el cual puede ser consultado a través del link http://biblioteca.utb.edu.co. Desde el catálogo, los interesados tienen la opción de hacer aportes para ampliar la descripción que de estas se tiene.

El catálogo público dio mayor visibilidad al fondo documental, convirtiendo la Fototeca en una fuente primaria de investigaciones multidisciplinares que han generado nuevo conocimiento por parte de los estudiantes universitarios e investigadores nacionales e internacionales. Igualmente, se ha dado apoyo a entidades como el Ministerio de Cultura, el Museo Histórico de Cartagena de Indias, Casa Museo Rafael Núñez y editoriales entre otros.

Desde la academia, la Fototeca se concibe como un patrimonio y memoria de todos, por ello los invitamos a disfrutar, proteger y apropiar este importante fondo documental que recrea la historia de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.