Fieles al legado claveriano iniciamos en 2016 un ejercicio para “descongelar” la palabra cautiva por la guerra, y siguiendo una antigua tradición de la iglesia lo llamamos: Atrio de los gentiles.

El Atrio de los Gentiles es un mecanismo de diálogo abierto y de construcción de pensamiento y esperanza, un lugar de encuentro y de discusión. Esta especie de ágora contemporánea se ha ido posicionando como un gran escenario para mirar, entre todos, la ciudad y el país que queremos.

Muy diversas gentes se encuentran en la plaza pública, abierta sin restricción alguna: fieles católicos, empresarios, sindicalistas, personas comprometidas en procesos sociales, transeúntes, turistas, etc… quienes, animados por las palabras de algún invitado especial, comienzan a intercambiar opiniones y pareceres. El objetivo es abrirle caminos a la paz, a la reconciliación y a los Derechos Humanos, a partir del diálogo público y democrático.

Para el reconocido sociólogo Boaventura de Sousa Santos “Es un privilegio. Esto es un ejercicio de democracia que me parece fundamental. El espacio público que vamos perdiendo, porque realmente hay instituciones tan colonizadas por los capitales financieros y la lógica capitalista que nos restan la calle, la calle para las marchas, para las protestas, y raramente para esto, para sentarnos y conversar sobre temas que nos interesan, y después dialogarlos con otros”